miércoles, 17 de septiembre de 2014

GUADAÑA “Deryaz”


(The Fish Factory)

Han tenido que pasar dos años hasta que hemos podido escuchar por fin el nuevo trabajo de los gaditanos Guadaña. Una de nuestras bandas de heavy metal más en forma actualmente como demuestran este rotundo y brillante CD. Un disco que supone un paso más allá en la carrera del grupo, una obra conceptual estructurada en tres partes en las que se desarrolla la historia de Thays, una joven que abandona su pequeña aldea rumbo a Deryaz, una gran urbe en la que espera alcanzar mayores conocimientos y cultura, pero además de esto descubrirá también la miseria y ruindad que esconden las grandes ciudades, terminando finalmente por volver años después a su aldea con su hijo recién nacido para que éste tenga una vida más humana y pueda desarrollarse rodeado del cariño que no le podía dar Deryaz. Todo parece envuelto dentro de un contexto actual y casi futurista, pero acaba por ser la historia tantas veces vivida y contada por mucha gente.
En lo puramente musical los temas pueden entenderse perfectamente por separado sin necesidad de seguir el guion de la historia, pero ayuda y enriquece notablemente la escucha el seguir las concisas notas que explican la temática de cada uno de ellos. Con ese aire actual que comentaba, progresivo y electrónico por momentos, pero con una base clásicamente heavy, van desarrollándose con un sonido muy logrado detrás del que se adivina mucho y buen trabajo de estudio y local junto al productor Javier Roldán.
El dúo que lleva la voz cantante en la banda, Gloria Romero y Salva Sánchez siguen mostrándose como dos vocalistas de lo más poderoso, aportando incluso registros nuevos que aumentan más aun su valía. Muy bien los dos pero me es imposible, dado su mayor protagonismo, no poner uno o dos peldaños por encima a Gloria que como ya demostró sobradamente desde los tiempos de Huma, es la más fiel y digna heredera de nuestra añorada Azucena Dorado (Santa).
Por su parte Ramón Gaviño al bajo y Pablo Casas a la batería forman una base rítmica precisa y potente, dando sustento a las melodías y ataques vocales que se alzan junto a las curradísimas guitarras de Jacob García que poco o nada tiene que envidiar a los grandes de nuestro metal, creando momentos ciertamente sorprendentes y brillantes.
Comienza el viaje con “Deryaz I: Partida” corte de metal progresivo nítido y rotundo en el que se mezclan las voces limpias y agresivas con unas guitarras pesadas que comparten plano con arreglos acústicos y sampleados evocadoramente espaciales de la mano de Javier Rondán que se ha encargado de la mezcla y masterización del trabajo. Continúan con poderío en la más clásica “La Suerte” que me recuerda mucho a la mejor etapa de Saratoga con Leo llena de guitarras afiladas, solo incluido de Santi Suárez, ritmos cabalgantes y ataques vocales tan fieros como melódicos, siendo una de las que mejor me ha entrado desde el principio.
Vuelta de tuerca de nuevo más actual y pesada para la áspera “Rencor” cuya música ilustra perfectamente a su letra sobre todo por la desafiante voz de Gloria que encaja entre unos sonidos progresivos muy cuidados, dejando el protagonismo posteriormente a Salva que surge arrogante e inquisidora en la cortante “Yo Soy La Ley”, para volver a enfrentarse con dinamismo y potencia en la trepidante “Promesas Incumplidas” de nuevo con Saratoga o los Judas del “Jugulator” como referencia, para que vuelva a lucir Jacob con un excelente trabajo de guitarras.
Sigue la protagonista de la historia descubriendo el lado oscuro con “Deryaz: Adrenalina”, esta vez en forma de adicción dentro una ambientación musical más progresivamente teatral a lo Rage, con Gloria interpretando el papel con una pasión enorme, endureciéndose y densificándose para dar forma a una angustiosa “Más Allá”, que afortunadamente se queda atrás cuando se relajan para dejarnos la maravillosa power ballad “Algo Por Lo Que Luchar” de nuevo con Gloria en lo más alto  llena de sentimiento y calidad creciendo junto a una sólida instrumentación que se remata con otro buenísimo solo de guitarra en este caso a cargo de Raúl Rueda.
Vuelta a la caña más actual con la envolvente y sinuosa “Largo Camino” con la voz de Salva áspera y atormentada, antes de llegar casi al final con el tema más sorprendente del disco, “Como Hermanos”, en el que con un metalizado ritmo hard rockero-sureño metalizado rascan guitarras y voces a base de bien haciéndonos mover el pie y el cuello dejando un mensaje lleno de actitud y determinación, con una Gloria inmensa que me recuerda más que nunca a Azucena.
“Deryaz III: Regreso” es una inquietante y profunda pieza de metal progresivo con arreglos sintetizados que sirve para poner el cierre a este muy buen trabajo que debería poner, si no lo están ya, a Guadaña en la primera línea de nuestro Heavy Metal.
Mariano Palomo

1 comentario:

Unknown dijo...

Gran repaso al disco si señor!!